Terror, suspenso y mucho gore
[Actualización] Análisis: Outlast
Escrito por GuuZ el 27 sep, 2013 a las 10:27 AM |
5

Outlast Analisis

Algos días después de haber finalizado Outlast y hacer su respectivo análisis (que evaluamos con un 9/10 y que puedes leer por completo aquí) fue una gran sorpresa toparse con una descarga de un poco más de 1 Gb que según se expresaba en el sitio oficial traía varios cambios.

El anuncio expresaba:

Una nueva actualización para Outlast se encuentra disponible

  • 2 nuevos niveles de dificultad: Dificil y Pesadilla
  • Se ha eliminado la mecánica de movimiento del mouse
  • Añadidas las opciones para deshabilitar el Motion Blur y ocultar los mensajes de interacción
  • Añadido el lenguaje Polaco
  • Optimización general y arreglo de varios bugs

Dado que fue una muy buena experiencia el jugarlo y que más de un susto nos dio (seamos sinceros… muchos más que uno) decidimos jugarlo nuevamente para comprobar qué tal funcionaron las mejoras, así que nos subimos nuevamente a nuestro vehículo, cámara grabadora en mano y nos encaminamos nuevamente al manicomio de Mount Massive.

Para ponerlo realmente a prueba lo seleccionamos en el modo de dificultad Pesadilla. La particularidad de este juego es que la dificultad la pone en gran parte uno mismo, por el suspenso que genera avanzar y lo precavido que decidas ser. Los cambios fueron los esperables para un modo de dificultad alto, donde tu capacidad máxima de baterías fue reducida de 10 a solo 2. A su vez, a los enemigos se les hace mucho más fácil eliminarte. Lo demás se mantiene bastante similar, sobre todo por el hecho de haberlo jugado antes. Aún así, para los que quisieran disfrutar al máximo este juego, les recomendaría jugar desde un principio y por primera vez en modo Pesadilla. Como ya lo habíamos jugado antes, sabíamos dónde ir y recordábamos algunas partes clave, lo que reduce su potencial desafío.

outlast-1

La mecánica del mouse consistía en moverlo de un lado a otro cuando un enemigo te sostenía o sujetaba, y se movía para zafarte. Esa mecánica se eliminó por completo y se prosiguió con una breve secuencia. A decir verdad creo que no fue un cambio significativo ni muy importante, sino que más bien un detalle. Finalmente, las optimizaciones generales están en su mayoría relacionadas al apartado gráfico y algunas secuencias, que al igual que el punto anterior, son cambios menores y no impactan tanto como para marcar un antes y un después de la actualización.

En síntesis, el gran cambio que aportó esta actualización fue la posibilidad de aumentar la de por sí dificil misión de sobrevivir en Mount Massive. Las optimizaciones y nuevas opciones gráficas dejan ver variadas mejoras, pero que no impactan fuertemente como para hablar de un nuevo Outlast. La vara a superar que dejó éste juego fue bastante alta y de por sí se aprecia como una obra bastante completa, por lo que se aprecian las mejoras y permiten a la vez volver a jugarlo como un nuevo desafío.

Análisis Original

En un excelente año para los survival horror, llega a nuestras manos un juego independiente a cargo de Red Barrells, cuyos fundadores poseen un excelente historial en la creación de videojuegos ¿Logrará Outlast alzarse entre los grandes o pasará a ser uno más del montón? Vamos a averiguarlo en el siguiente Análisis de 17BITS.

Género: Survival Horror, Acción
Desarrollador: Red Barrells
Publica: Red Barrells
Plataformas: Steam (PC)
Formato: Digital
Precio: $19.99 USD

Antes de empezar, considero que en términos de atmósfera de suspenso el juego de por sí realizó una muy buena estrategia, situando la historia en un hospital psiquiátrico y mostrando en sus primeros acercamientos con los tráilers  que se trataría de una experiencia en primera persona bastante oscura iluminada sólo con la ayuda de una cámara filmadora, que en el modo nocturno ya es algo terrorífico (sobre todo para los que vimos REC en el cine).

La historia se desarrolla en las remotas montañas de Colorado, dentro del Asilo Mount Massive, que después de haber estado abandonado varios años fue reabierto por “razones científicas y de caridad” por Murkoff Corporation, la cual mantiene en secreto prácticamente todo lo que ocurre dentro del recinto. Dicho secreto lleva al periodista Miles Upshur a infiltrarse en sus dependencias y toparse con horrores que jamás imaginó.

El juego busca entregar el mayor realismo posible a la experiencia utilizando un motor gráfico que permite mostrar detallados escenarios y con una iluminación bastante apropiada a lo largo de todo el juego. Desde los angostos pasillos hasta los escenarios más abiertos, se logra un apartado visual sorprendente y tenebroso, cuyos detalles logran marcar la diferencia con otros títulos de éste género. Evidentemente da más lugar a la exploración, pero creo que no muchos optamos por esa opción (a veces sólo quieres salir del lugar donde estás).

Outlast

Será inevitable desconfiar de todos, estén quietos o no.

Nuestros principales enemigos serán algunos de los sobrevivientes de los experimentos que han alcanzado niveles de locura inimaginables y perturbadores. Algunos de ellos aparecerán de la nada, mientras que otros estarán constantemente persiguiéndonos. Como todo buen survival horror, al enfrentarnos a nuestros enemigos nuestras únicas opciones serán correr y esconderse, y en Outlast tendremos que combinar ambas opciones muchas veces si queremos sobrevivir. Ya sea bajo las camas o dentro de un armario, esconderse a tiempo y sin ser vistos será la clave para avanzar, junto a estar atento a las diversas direcciones por donde podrían aparecer los enemigos. Cerrar y obstaculizar puertas nos darán tiempo, pero si no somos lo suficientemente rápidos nos toparemos con una muerte segura.

Nuestra gran amiga y compañera será nuestra cámara filmadora, que además de permitirnos hacer zoom, será nuestra única fuente de iluminación, la cual deberemos cargar con las diferentes baterías repartidas a lo largo del juego. La batería se gasta bastante rápido con el modo nocturno activado (no lo querrán apagar, se los aseguro), pero habrán suficientes repuestos como para ser medianamente precavido.

En ciertas ocasiones será recomendable jugar de manera más táctica, estudiando cuándo será el momento adecuado para actuar y cuándo el mejor momento para correr lo más rápido que puedas. No siempre podremos avanzar libremente, ya que muchas de las puertas se encuentran cerradas o necesitan de una llave, obligando al jugador a adentrarse en aquellas habitaciones que pretendía pasar de largo.

Outlast_03

Como si un asilo psiquiátrico no fuera suficientemente terrorífico, parte del juego sucede en las alcantarillas.

Es en las persecuciones donde apareció uno de mis primeros problemas con este juego. Cierto, asustaban bastante cuando aparecían y mientras corrían detrás de ti para alcanzarte tu corazón latía más rápido, pero una vez te alcanzaban, muchos enemigos te daban un golpe y se quedaban quietos y mirándote, otorgando cada golpe con unos 3 segundos de diferencia, tiempo suficiente para hacerte a un lado y correr en otra dirección. Además de quitarle un poco de realismo, disminuía su dificultad.

Bajo el mismo argumento del realismo, que buscaron potenciar desde un principio sus creadores, había ciertos detalles que deberían ponerte al descubierto pero no lo hacían. Cuando abrías una puerta se te daba la opción de abrirla rápidamente o muy despacio y sin ruidos, no así para cuando la cerrabas, cuya única opción era un fuerte portazo. Además, apuntar directamente a los ojos de tus enemigos con la luz de la cámara no te delataría. Si era un detalle que los creadores buscaban cuidar, y que se cumple en gran medida, debieron ser más específicos.

news_photo_30374_1372007952Un gran punto a favor que tiene Outlast son las diversas maneras que tiene para asustarte. Ya sea manteniendo el suspenso por largos momentos o con personajes que salen de la nada, estos no suelen repetirse. Entonces, (situación ficticia para evitar spoilers) si te sucedió que un sujeto que estaba sentado a lo lejos te lanzó un objeto contundente, estarás el resto del juego pendiente de todos los sujetos sentados, y que sin embargo difícilmente te volverán a lanzar algo. Forma parte del juego psicológico que uno mismo se genera, incrementando aún más la sensación de miedo.

La música es otro de los puntos fuertes de Outlast, que aparece y se silencia en los momentos precisos, destacando sobre todo los violines que suenan como cuchillos rasgando metal y que intensifican cada momento. Esperemos que la banda sonora completa sea lanzada de manera oficial para degustarla en cualquier momento, que personalmente cada vez que oigo me pone tenso.

En síntesis, Outlast es un excelente título del género survival horror que sin duda será recordado por largo tiempo. No sólo es novedoso en su apartado gráfico y escenografía, sino que logra mantenerte en un estado de suspenso y terror constante a cada momento, preguntándote qué será lo que pasará más adelante y sorprendiéndote la mayor parte del tiempo. Hay algunos detalles que se dejaron escapar o que se podrían haber pulido más, pero que no le quitan la relevancia o impacto que genera esta entrega. Totalmente recomendable, sobre todo si se animan a jugarlo con audífonos (a oscuras ya es masoquismo).

Lo bueno:

  • Excelente ambiente de terror y suspenso.
  • La música acompaña de gran manera.
  • Momentos y escenas magníficas.
  • Jugabilidad innovadora y fiel al género.

Lo malo:

  • Algunos detalles que podrían haber entregado aún más realismo.

Nota: 9 (excelente)

Lee más sobre: , | Archivado en : 17bits.cl Presenta Análisis Destacados PC

Acerca de - Terapeuta Ocupacional en formación con una clara tendencia a los videojuegos de PC. Cuando no los estoy jugando, los estoy investigando. En Steam me bauticé como "GuuZ", porque el apodo con una sola U ya estaba ocupado.

  • Joaquin Garcia Maturana

    lo jugamos en clases y medio mundo se pego un salto cuando te atacan por primera vez (me incluyo)

  • Amalia

    Dime alguno de los detalles que podrían mejorarse, por favor. ^^

    • Daniel Guzmán

      Lo dije en el análisis hace un par de semanas y hoy sigo pensando lo mismo; un juego que busca entregar el mayor realismo posible (empezando por el apartado gráfico y que lo logra en gran medida) no puede dejar de lado algunos detalles. El que más me marcó fue el de la potente luz de la cámara, que aunque apuntaras hacia quienes te perseguían, no te verían. Quizás si hubieran agregado la opción de apagar la luz cuando uno quisiera y que sea un factor determinante en que te encuentren o no, habría sido una experiencia mucho más tenebrosa.

      • Amalia

        Que suerte tienes de que no te vean, porque si yo los miro con la cámara alzada me ven. D:
        El 13/11/2013 05:02, “Disqus” escribió:

        • Daniel Guzmán

          Me causó curiosidad tu comentario y lo estuve jugando nuevamente para salir de dudas. La verdad que hice varios ejercicios, incluyendo el de iluminar directamente a los ojos a los enemigos, y aún así no me veían. Cuando sí reaccionaban era cuando veían dónde me escondía, independiente si llevaba la cámara encendida o no me veían igual.



Get Widget