Análisis Kinect Star Wars: Alto en midiclorias
Escrito por IronicSonic el 11 abr, 2012 a las 09:33 AM |
1

Género: Varios / Desarrolla: Terminal Reality, Lucas Arts (y otros) / Publica: Microsoft Studios / Plataformas: Xbox 360 / Precio: $29.990 (referencia)

Otro juego de Kinect, otra polémica. El dispositivo de Microsoft no deja indiferente a nadie y menos con el título que nos ocupa: Kinect Star Wars. La saga de George Lucas, aterriza en el dispositivo de control por movimiento de Microsoft con un más que digno representante, con una oferta de juegos bastante robusta y con un modo historia para un jugador excelentemente planteado, que de alguna manera hace esa transición de “compilación de mini-juegos” hacia una aventura más “orgánica”, un juego “más juego”.

Sin considerar los juegos de baile y de ejercicio que parecen ser los que mejor se adaptan a las características de Kinect, podríamos decir que los juegos del aparato de Microsoft han pasado por dos etapas. La primera es de manera clara, aquella de la experimentación, donde recién se comenzaba a probar de manera comercial el periférico de Microsoft. Incluía el factor sopresa. Se trataba de explotar todas las maneras en que era posible detectar al jugador para crear un juego basado en eso. Como habían tantas formas y tan variadas, se recurría a la compilación de minijuegos. Ejemplos de estos sobran pero por nombrar el más emblemático, nos quedamos con Kinect Sport.

La segunda etapa, que podría coincidir con el primer año de vida de Kinect, es la que vivimos ahora y consiste en ir más allá de la compilación de minijuegos (aunque pueda incorporarlos) para lograr construir un desarrollo coherente de la experiencia, con un sentido de progresión claro tanto en la manera que se cuenta la historia como en el mismo desarrollo de los niveles.  Como pioneros de esta etapa podríamos nombrar varios:  Kinect Disneyland Adventure o Kinect Rush: A Pixar Adventure pero por sobre todo este Kinect Star Wars.

Sin duda yo pondría a Kinect Star Wars dentro de las experiencias más satisfactorias para Kinect y gran parte de eso se lo atribuyo a su modo historia conocido como “Destino Jedi”. En este modo asumiremos el control de un padawan o aprendiz de Jedi que junto a Mavra Zane, su  relativamente carismática maestra Jedi, tendrán que pasar por una serie de niveles donde se hace especial énfasis en la variedad de situaciones. Esto es vital en el desarrollo del juego, porque de un momento a otro podremos pasar de rebanar adversarios con la espada de luz a estar conduciendo un vehículo motorizado por espesos bosques reminiscentes de las lunas de Endor. O podremos estar avanzando entre obstáculos y saltando entre plataformas o manejando cazas espaciales en batallas interestelares muy bien presentadas.

Los controles responden un poco más precisos que el estandar de Kinect y teniendo esto en cuenta, los muchachos de Terminal Reality han hecho un buen trabajo en la disposición y número de enemigos así como la hostilidad de éstos. En general a las grandes tropas de robots típicos de “La Amenaza Fantasma” podremos despacharla con unos cuantos sablazos o utilizando la fuerza, mientras que a los desagradables trandoshanos nos tomará mas trabajo, asumiendo estrategias como esquivar hacia los lados antes de atacar, saltar detrás de nuestro adversario, ocupar la fuerza en caso de los enemigos voladores con el propósito de estrellarlos contra el suelo, etc.

Además del modo principal, Kinect Star Wars lo componen otros 4 modos de juego: Carreras a bordo de los famoso pod racers de la Amenaza Fantasma, Duelo de baile, Rancor desbocado y una especie de Boss Mode llamado Duelo Jedi en el que nos enfrentaremos a Darth Vader como jefazo final. Salvo éste último que es el más sencillo y se deriva directamente de la aventura principal, los demás modos son bastante completitos, siguiendo en todos los casos una estructura en que el progresiva, en cuanto hay que adquirir cierto nivel de puntos de experiencia para avanzar a nuevos desafíos ya sea en forma de circuitos, ciudades que destruir o nuevas canciones o dificultades.

La variedad de movimientos que tendremos que ejecutar frente al sensor, como podrán adivinar es bastante eleveda dada la variedad de situaciones que enfrentaremos en el modo principal como en el resto del juego. En el caso de Destino Jedi, hay cabida para movimientos laterales con el fin de esquivar ataques frontales, hacia adelante para encarar a un enemigo y fijarlo, saltar para colocarnos detrás de los enemigos y atacarlos con mejores probabilidades, patadas con ambos pies, además de todos los aspavientos necesarios para agitar el sable de luz con nuestra mano diestra, ya sea para defenderse, atacar o desviar balas. Simultáneamente con nuestra otra mano (Kinect Star Wars reconoce a zurdos y derechos) manejaremos la fuerza, que es el movimiento que más complicaciones nos dará KSW a la hora de jugar, sobre todo a la hora de darles dirección a los objetos que hacemos levitar, ya sea partes del escenario o enemigos.

Respecto al control de los demás modos, “Rancor Desbocado”, en el cual controlaremos a una de estas criaturas que tiene por el objetivo destruir todo lo que hay a su paso, funciona bastante bien, reconociendo nuestros movimientos de manera correcta en cada una de las acciones que se nos pide ejecutar en dicho modo  y lo que es más importante, la destrucción del escenario responde bastante bien a nuestros ataques.

En el duelo de baile podemos encontrar una copia bastante decente de Dance Central, con una cantidad de temas significativa para tratarse sólo de una parte del juego, aunque la dificultad es bastante menor debido a lo permisivo que es el juego con los movimientos.

Finalmente un gustazo el poder volver a jugar una carrera de pod racers, con lo que me gustó el Star Wars Racer, aquí podría haber un digno sucesor, con un control bastante preciso en cuanto a manejo (no tanto para activar habilidades como escudos o droides de reparación) al que sólo se le puede achacar en mi opinión, la ausencia de ese feedback que puede brindar la vibración de un control, sobre todo teniendo en cuenta lo físicas que son esas carreras. El diseño de los circuitos por lo demás se ajusta bastante bien a las posibilidades del control.

En cuanto a la presentación del título, hay altibajos que conciernen en especial al apartado gráfico. El modo Destino Jedi es bastante irregular en este aspecto y podremos ver por ahí texturas dignas de Nintendo 64. Aunque es verdad que por momentos se llegan a ver una cantidad considerable de enemigos en pantalla de diversos tamaños el conjunto no destaca. No sé si es sub-HD pero lo parece bastante. Dentro de este modo, las batallas espaciales son las que se llevan la mejor nota, ya que su puesta en escena es magnífica y están bien dirigidas, compensando de cierta manera que no podamos asumir el control directo de la nave, sino sólo el punto de mira a través de bastante dinamismo o cosas sucediendo en la pantalla.

En el apartado sonoro, añadir a las habituales melodías de la saga, el excelente doblaje al español, sobre todo con las voces que más nos resultarán familiares como las de C3PO, R2-D2 o Yoda.

Kinect Star Wars funciona dentro de la lógica de Kinect y sus particularidades. Hay limitantes, sobre todo en movimientos más “finos” como el uso de la fuerza en determinadas acciones o el que no tengamos una retroalimentación más allá de lo visual de lo que hacemos, pero eso no es problema de cómo se plantea el juego, que definitivamente responde bien en cada uno de los apartados. No es perfecto, eso seguro. Quizás la manera en que se resuelven los duelos 1 vs 1 no es la adecuada y se debió dejar al jugador decidir cuando atacar y cuando defender, en lugar de  crear turnos para ataque y defensa, pero pocas cosas más allá de eso podría reprochar.

No sabría si recomendarlo a los fans de la saga en particular, a pesar de que todo el desarrollo de la historia hace bastantes guiños a la trilogóa original, pero sí se lo recomendaría a ojos cerrados a cualquier usuario de Kinect, que quiera probar un juego variado, por momentos frenético, que aprovecha bien el dispositivo en el que se aloja y que por sobre todo tiene éxito en su intento de entregar una aventura coherente y que en su modo historia se distancia de la mera compilación de mini-juegos. Yo creo que hay una buena base aquí.

Lo Positivo:

  • Buena aproximación al modo historia integrando jugabilidades típicas de Kinect.
  • Variado, lleno de contenido.
  • Excelente doblaje al español.
  • Control preciso, sobre todo en los pod racers.

Lo negativo:

  • Altibajos gráficos.
  • Cierta lentitud en la navegación de los menús y tiempos de carga (juego no instalado en el HDD)
  • El uso de la fuerza en particular, presenta irregularidades.
  • La decisión de turnos en los duelos 1vs 1 no parece la más acertada. Tal vez si hubieran mirado más al Wii Sport Resort…

 Nota Final 7.0 (bueno)

 

La copia de Kinect Star Wars revisada fue facilitada por Microsoft Chile. La campaña fue jugada de punta a cabo en alrededor de 6 horas. Una cantidad similar de tiempo fue ocupada en el resto de modos, en especial el de baile.

Acerca de - Director y Final Boss de 17bits.cl. Seguero desde el 93, renovado desde el 2001. Amante de las recreativas de mediados de los 90 y los plataformas. En Steam/PS3 soy IronicSonic y en Wii U soy IronicSonicU. En Twitter puedes seguirme aquí.

  • Cami

    Excelente análisis. Concuerdo contigo en que quizás este juego no es precisamente recomendable para los fanáticos más hardcore de la saga, pero sí para quienes quieren probar otras funcionalidades de Kinect o para aquellos que quieran convencer a alguien de ver Star Wars.



Get Widget